GUILLERMO MATA: SUMERGIDO EN LA HISTORIA

Museo Popol Vuh

La primera vez que el Doctor Guillermo Mata Amado, odontólogo de profesión, se sumergió en las profundidades del lago de Amatitlán tuvo que atarse a varias piedras para poderse hundir. El equipo que llevaba era un Acualón, que consiste en dos cilindros de aire comprimido, un regulador y dos mangueras; bastante rudimentario y peligroso y la misión fue abandonada debido al intenso dolor de oídos. Poco después logró sumergirse 5 metros abajo, donde encontró en pocos metros a la redonda ya una colección bastante numerosa de piezas prehispánicas.

Pero el interés por la arqueología ya lo tenía desde mucho antes. Desde niño le apasionaron las historias de las civilizaciones antiguas. Ya que visitaba seguido con su familia el que fuera el Club de Oficiales, a orillas del lago de Amatitlán, desde que tenía 10 años descubrió observando cuidadosamente a través del entonces transparentísimo lago, un fondo conformado no por arena y algas sino por tiestos: trozos de cerámica.
Ya para entonces circulaban numerosas historias relacionadas a estas piezas en las profundidades del lago y los pueblerinos las vendían por nada a los turistas. Cuando el presidente Ubico y su esposa, Marta Altoaguirre, construyeron suchalet en el lago, se encontraron numerosas vasijas en el terreno y más adelante se hablaba de una ciudad subacuática con una iglesia que quedaba al centro del lago, cuya punta del campanario salía del agua sólo para que Ubico pasara en su enorme velero y la hiciera sonar…
Por supuesto, no existía dicha ciudad ni lo había hecho nunca y los sitios aledaños, que sí eran numerosos, eran prehispánicos, por lo que no tenían campanarios ni campanas. Este tipo de mitos se fueron aclarando gracias a artículos que desde principios de los años cincuenta empezaban a publicarse, entre ellos “Lugares Arqueológicos del Altiplano Central de Guatemala”, que describía ciudades que en el preclásico y clásico temprano habían rodeado el lago, entre ellos Contreras, llamado con el nombre de la estación del ferrocarril del área. A la derecha de la salida del rio Michatoya, se habían ubicado también varios montículos, conocidos como San Juan Amatitlán. Sin embargo nunca se hizo una investigación profunda en el tema.
Por otro lado, Fuentes y Guzmán había descubierto “Gicaques” y más hacia la capital Taltic, actualmente la avenida Petapa y que acaba de ser destruido por la construcción de una serie de fábricas. En Villa Nueva había 5 sitios, todos estos rodeando el lago y desde Kaminal Juyú había una línea recta hacia éste. Es por ello que no cabe duda que el lago era un punto de gran importancia para los mayas, que habitaron en sus cercanías desde el período preclásico hasta el posclásico.
A pesar de tener experiencia en el remo, la vela y ser un nadador y esquiador profesional, la primera experiencia de sumergirse en el agua con ojos de explorador marcaron al Dr. Mata, que más adelante llegaría a ser el director de la Academia de Geografia e Historia de Guatemala.
Había pasado un tiempo buscando sin equipo y juntado “caritas” hasta que un amigo le dio el Acualon pidiéndole que sacara unas piezas de enfrente de su casa. La búsqueda y la exploración se volvió por un tiempo una rutina de jueves, sábados y domingos. Así sacó más de mil piezas; muchas veces encontrando fragmentos por separado con meses o años de distancia pero logrando armar muchas de ellas.. Bastaba escarbar un poco “como un topo” para encontrarlas. De esta manera avanzó a otras áreas aún no exploradas del algo y descubrió el depósito al que se le bautizó “Mata”. Aquí se encontraron piezas de la fase Chinautla, del posclásico, lo que representó un gran descubrimiento para poder trazar un poco más la historia de quienes habitaran hace miles y cientos de años alrededor del lago.
Esto último lo llevó a ser publicado por la revista americana Life, así como publicaciones especializadas de Italia y China. De esta manera las joyas que el Dr. Mata encontró mostraron al mundo su gran valor.
Las áreas exploradas son Contreras, donde se encontraron las piezas más antiguas del altiplano, Mejicanos, donde se encontraron piezas de estilo Teotihuacano; San Juan, muy próxima al nacimiento del río Michatoya y donde hay una mayor concentración de apastes de dos asas y ollas de picos. Zarzal I y Zarzal II, al norte del lago son parte de los sitios Taltic, San Antonio del Frutal, San Antonio Sánchez y Villa Nueva. Aquí se han encontrado piezas muy características, propias de esta zona, que consisten en figuras humanas sentadas con una vasija en las piernas, con un rostro y cabeza bastante decorados. Otra área explorada es conocida como Morlon, que está enfrente de la antigua casa de Ubico y Club de Oficiales. Fue aquí donde se encontró una de las primeras piezas, la cual se hizo enormemente famosa por la cantidad de artículos que se hicieron sobre ella. El Castillo es el área que se encuentra en la pequeña bahía que llega hasta en acantilado Los Órganos, donde está la piedra conocida como silla de niño, donde cada 3 de mayo se lleva al Niño de Atocha en procesión de lanchas. Esta es la región más profunda del lago.
La Barca, por otro lado, es un área arqueológica pequeña pero importante. De allí se ha recuperado una de las piezas más bellas, la cual consiste en un “incensario” de gran tamaño con la representación de un ídolo de pie.
Otra de las más importantes aportaciones del lago es el Espejo de Pirita. Cuando se definieron los conceptos relacionados con el término Mesoamérica, como una región
cultural específica y bien delimitada, se mencionó que uno de los factores comunes de los pueblos
mesoamericanos fue la presencia de espejos de pirita (Kirchhoff 1967). Estas piezas se han encontrado principalmente en las tumbas reales pero en el área de Mejicanos, el Dr. Mata encontró el único ejemplar conservado intacto; esto gracias a las altas temperaturas que tiene el agua en el área. Por su enorme importancia, este espejo fue donado al Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala en 1960, donde fue puesto en exhibición. Lamentablemente, por su mal preservación en vitrina, el espejo ha perdido su calidad de reflexión y está oxidado, teniendo además una rajadura longitudinal que no tenía al ser encontrado. Su ficha de registro únicamente pone “Espejo de
Amatitlán”.
Este dato resulta una interesante analogía a este y otros hallazgos del Dr. Mata y el valor que los guatemaltecos les damos. Para los Mayas el espejo simbolizaba “el reflejo de su alma”.
En su libro “El Desciframiento de los Glifos Mayas”, Michael Coe (1992, p.18) cuenta la historia de cuando Tot, el dios egipcio se presentó con sus innovaciones ante el rey Tamos, entre ellas la escritura, manifestándole que ésta debía darse a conocer entre todos los egipcios para preservar su memoria. Ante ésta, Tamos replicó: “Padre de la escritura, en el entusiasmo de tu descubrimiento, le atribuyes todo lo contrario de su verdadera función, aquéllos que la conozcan dejarán de ejercitar sus memoria y serán olvidadizos; se confiarán de la escritura para traer los recuerdos a su memoria mediante signos externos en vez de guiarse de sus propios recursos internos. tu no has descubierto una receta para la memoria, sino para la reminiscencia”.
De esta manera el lago de Amatitlán ha sabido guardar por siglos un parte de nuestra historia. Este lago, que hace 100mil años abarcaba hasta donde se encuentra el Aeropuerto Internacional, a pesar de haber perdido sus transparencia es uno de los espejos de nuestra cultura –de nuestra alma–. Si bien su geografía ha cambiado drásticamente y se convirtió en la desembocadura de la mayor parte de desagües de Guatemala, el lago de Amatitlán debe conocerse por este valor y respetarse por la belleza y la importancia que para la cultura prehispánica representó. Es una lástima que nosotros no supimos verlo, quizá confiados en que los especialistas y la escritura se encargaría por su cuenta de preservar nuestra historia. El Dr. Mata ha hecho un gran trabajo por recordárnosla.
 Luisa González-Reiche
 
Publicado en Magacín 21
Noviembre 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s