AÑO

Manos heladas, teclado endurecido, pantalla cegadora.

El puto año finalmente se termina.

Es hora de despegar, de salir, de comenzar de nuevo,

de nuevo, de nuevo.

 

Tan cansada, tan cansada, exhausta, adolorida.

El tiempo pasa, trae cosas, se las lleva.

Esa idea de tiempo, la farsa de año, de tiempo, de cambio, de renovación constante -decadencia, desgaste constante-.

El año que se llevó a todos los amigos,

el año que me apuñaló cien veces por todo el cuerpo,

que me perforó las entrañas,

que me arrancó la risa y me trajo de nuevo los recuerdos más recónditos poniéndole color al olvido más borroso.

Es hora, ya viene siendo la hora…

Acabémoslo de una vez por todas.

 


2010

IMAGEN: Bodoni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s